Dos Inversiones, Un Escondite

Destacado

¿Cuántos de nosotros hemos pasado por la incertidumbre de no saber qué hacer con los talentos y habilidades que Dios nos ha dado? Creo que todos hemos estado ahí. Uno de los pensamientos más típico que constantemente pasa por nuestra mente es este: -“Dios, yo quiero hacer tu voluntad pero tengo miedo de hacer esto, que no te agrade y me aparte de ti. Tengo miedo de fallarte.” A veces pienso que perdi tanto tiempo dejándome llevar por esto; esperando una palabra profética departe de Dios, por medio de una persona, que me dijera exactamente lo que tenía que hacer para entonces tomar el primer paso en vez de tener la iniciativa de hacer algo con lo que Dios ya me había dado. No estoy diciendo que eso está mal, pero me di cuenta de un detalle bien importante; no fue hasta que tome acción con FE, arriesgándome a salir de las paredes de inseguridad que yo misma había creado, que Dios me habló y me guío. Con esto me refiero a que nosotros debemos ser valientes (2 Timoteo 1:7) y arriesgarnos a tomar acción con un corazón humillado que depende de Jesús. Si ha de suceder que no fue lo correcto arriesgarte pues, siempre y cuando tengas un corazón humilde, Dios enderezará tus pasos y te mostrara hacia donde ir. Y si es lo correcto, pues Dios también te guiará. Ten en mente que el orgullo y el egoísmo no tienen espacio en la guianza de Dios. Debido a esto, quiero mostrarles lo que su palabra me enseñó. Antes de, necesito que leas Mateo 24:14-30 junto con esto. Así podrán entender fácilmente lo que explicaré. 

Hay una historia de tres siervos en la biblia, es una de las más famosas , lo más probable la han escuchado más de mil veces. Básicamente trata de un hombre que se va de viaje y deja a cargo sus bienes a tres siervos suyos para administrarlos mientras él vuelve. A cada uno le da una cantidad distinta conforme a la capacidad individual que tienen para poder hacerlo con excelencia. Sin embargo, mientras él está ausente, sólo dos de sus siervos multiplicaron los bienes para él; el tercer siervo tenía miedo de desilusionar al hombre, entonces prefirió esconder lo que le fue entregado para así devolver todo exactamente igual y no tener problemas con él. Cuando este hombre regresa, se encuentra que solo dos de sus siervos eran dignos de su confianza. Esto causó un dolor en ese hombre porque él creía en el potencial que tenían los tres pero uno escondió sus bienes por miedo y perecidad, debido a esto, el siervo tuvo que ser expulsado porque no se halló confianza en él. 

Cuando leemos esta historia lo primero que pensamos es -“No quiero ser como ese siervo miedoso.” Sin embargo, muchos de nosotros lo somos. Si te fijas, este hombre lo único que le pedía a sus siervos era que se encargaran de sus bienes, sin importar si lo perdían o lo multiplicaban, solo quería que fueran obedientes e invirtieran y administrarán sus bienes para él.

Al igual que los siervos de esta historia, Dios quiere obediencia de nosotros. Aunque dudes de ti, todos tenemos habilidades y talentos como; servir, enseñar, administrar, manejar números (Las personas que son buenas con los números las admiro, eso es un don.), entre otros. Por si acaso, las bellas artes no es lo único que existe. No importa que sepas hacer, sea algo común o algo fuera de lo normal, debemos tener la iniciativa de hacerlo. Los siervos buenos y fieles de la historia tenían iniciativa y valentía, por eso lograron lo que se les pidio; tu también puedes hacerlo. Lo primero que tienes que entender es que lo que sea que emprendas tiene que glorificar a Dios y hay un orden que seguir; osea, en otras palabras, tiene que hacer brillar a Dios no a ti y, debes hablar con tus Pastores que son una autoridad y una voz departe de Dios que Él puso sobre tu vida. Los siervos administraron los bienes de su señor para su señor, no para ellos mismos. Sin embargo, si haces esto para ti, para tu gloria, te sucederá como al siervo perezoso y perverso; que pensando en él mismo, su escondite se convirtió en su único lamento y fue expulsado de la tierra de su señor. 

En la palabra Jesús nos dice que todo lo que construyamos sobre nuestra base, se irá a las ruinas porque no es Dios quien lo sostiene.(Salmo 127:1) Por eso, siempre necesitamos al Espíritu Santo, él es quien puede guiarnos en todo lo que hagamos para hacerlo con excelencia para la Gloria de Dios. Cuando hacemos todo para Su Gloria, Él nos bendice con más y nos capacita aún más porque le fuiste fiel en lo poco. Si nosotros tomáramos esta historia literal, lo cual debemos hacerlo, entendemos que, si no nos dejamos llevar por las dos inversiones y nos dejamos llevar por el escondite, eso puede poner nuestra vida en una cuerda floja; porque en el principio de esta historia Jesús dice -“ También el reino del cielo puede ilustrarse mediante la historia…” Al final de esta historia el siervo malo y perezoso fue expulsado de la presencia del hombre, en nuestro caso sería de la presencia de Dios. Wow, si eso no despierta en ti ser obediente a Él y provocar en ti ser productivo para Su Gloria, tienes que examinar tu corazón antes de que el tiempo siga corriendo. Recuerden que esta vida que vivimos no es de nosotros. Cuando recibistes a Jesús en tu corazón, todo lo que tienes bueno  y todo lo que haces (talentos y habilidades) es de Dios y son para Él. 

Para traer luz y esperanza a tu mente, recuerda que no importa si tu talento es organizar o fotografía, todo le pertenece a Dios. Hazlo para Él, para su Gloria y en su debido tiempo Él te exaltará y te dará más. Si no lo haces para Él, se te quitará. Así que, si vas a emprender algo en el nombre de Dios, hazlo para la gloria de Dios. Mientras estés emprendiendo lo que te propusistes, no eches a un lado tu tiempo con Dios; si te acostumbras a no hablar con Él, si no pasas tiempo con Jesús, Dios no podrá sostener lo que estás construyendo y/o emprendiendo porque tu mismo lo echastes a Él a un lado, quién es la base de todo. Lamentablemente, si en vano estás pasando trabajo, todo lo que tienes te puede ser quitado. 

Sé un siervo fiel y digno de la confianza de Dios. Preséntale a Dios tus ideas y lo que sabes hacer; dale el control a Él de esas cosas para que se haga Su voluntad y te corrija si hay que hacerlo. Nuestro salvador Jesús y el Espíritu Santo están contigo y te guiarán conforme a los planes que Dios tiene para ti; planes de bien y no para mal, a fin de darles un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11) Amén.

Ora conmigo;

Padre, gracias por el privilegio que me das de servirte. Tu me conoces mas que a mi mismo, sabes cuales son mis talentos y habilidades porque tu me los distes como regalos. Ayúdame a utilizarlos para tu Gloria y ser productivo para ti. Que sea tu Luz la que brille y no la mía. Que vean a Jesús en todo lo que hago. Mientras lo vean a él, que ellos anhelen hacer los mismo. Que tu Espíritu Santo me guíe conforme a tus planes. En el nombre de Jesús te lo pido. Amén.

La Piedra o la Roca

Destacado

Yo no sé porque cuando somos nuevas criaturas en Jesús, tendemos a querer ser las personas más espirituales y somos tan impulsivas en querer cambiar a otros, y para colmo, querer señalar los errores y golpes de otras personas como si uno fuera el más santo. Yo fui así los primeros años de mi vida con Jesús. No es fácil admitirlo, pero hay que hacerlo. Desnudarme delante de Dios salvó mi vida, y puede salvar la tuya también.

Yo juzgaba a muchas personas con mis pensamientos como si fuera la más perfecta, me di cuenta que eso estaba mal. En la biblia dice que no es bueno mirar la paja que está en el ojo de otro, cuando uno mismo tiene una viga en el ojo. (Mateo 7:3) Sin embargo, juzgar era natural en mi, bueno…es natural en todos nosotros. La persona que diga que no, está mintiendo. ¿Sabes que el juzgar a los demás, como si fueras Dios, crea un obstáculo grande en tu vida?; ya sea espiritual, como emocional, también crea chismes, división y, a veces, puede provocar problemas de salud y psicológicos. Cuando tu juzgas abres una puerta para que la amargura entre en tu corazón. Te lo digo por experiencia propia. El juzgamiento (sí, es una palabra jajaja) tiene un efecto en ti, el cual puede causar sentimientos negativos como; celos, envidia, ser una persona legalista, comparación con los demás, entre otras. Pensamos que como somos “cristianos” podemos hacerlo porque estamos en lo “correcto”, cuando en realidad parece que somos seguidores de los fariseos en vez de Jesús. Entonces, cuando Dios nos habla de nuestro llamado o una promesa, pasan los años y todavía no ves nada de eso cumplirse. Se puede decir que en algunos casos es porque no es tiempo, pero en la mayoría es porque nuestro corazón está lleno de amargura sin uno saberlo; lamentablemente no está preparado para lo que fue hecho. Pensamos que como estamos teniendo “éxito” en una posición en la Iglesia, en el ministerio, y aun sigues recibiendo palabra profética pues todo está bien. (Proverbio 21:2)

La palabra nos enseña que juzgar provoca un estorbo en nuestras vidas y en las vidas que juzgamos. Jesús nos llama a no ser piedra de tropiezo para nadie y tampoco de nosotros mismos. (Romanos 14:13) Porque aunque juzgaba en mi cabeza, lo mostraba con mis expresiones y mi actitud. O sea, el lenguaje corporal habla de igual manera. Tal vez la gente no se da cuenta, pero Dios si. Lo que quiero llevar con todo esto es que dejemos de ser piedras de tropiezos porque todos queremos lo mismo: que se cumpla absolutamente todo lo que Dios a hablado sobre cada uno de nosotros, y nos necesitamos unos a los otros para lograrlo.(Romanos 12:4-5)

Todos anhelamos descubrir la razón por la cual estamos aquí, y eso comienza con la belleza de tu corazón. Sin embargo, mientras mantengamos un saco de piedras en una mano y tirando una piedra con la otra mano a cualquiera que camine por al frente, lamentablemente nos convertimos en los fariseos que criticamos de la biblia. Estamos en un tiempo donde el evangelio mucha gente no lo quiere escuchar porque fueron heridos por personas con nuestro mismo título (Cristianos), pero Dios te llamó a ti y me llamó a mi para ser parte del movimiento de amor y perdón que él quiere hacer sobre nuestra tierra.

Permitamos que Dios embellezca nuestros corazones comenzando con aprender a amarnos y perdonandonos a nosotros mismos para así poder amar a los demás. Cada uno de nosotros tenemos muchas cosas que cambiar y ¿sábes qué? NO HAY NADA MALO EN ESO. Todos somos un trabajo en proceso, y nunca dejaremos de pecar por más que amemos a Dios. Tienes que entender que la belleza de tu corazón no está en lo que haces “correcto” delante de los demas, está en la humildad ante Dios de decirle “Padre hice esto mal, perdóname. Ayúdame a agradarte en todo lo que haga.” Cuando comiences a verte como realmente eres y entiendas que así Dios te ama y te llamó para su Gloria, entenderás que Dios también llamó a otros que pecaron igual que tu. Dejarás de apuntar el dedo, perdonarás y pedirás perdón (Efesios 4:31-32), y comenzarás a amar como Jesús dijo que amaramos; ama a tu hermano como te amas a ti mismo. (Mateo 22:36-40) Cuando hagas esto, serás de bendición para muchos y serás humilde para ser bendecido por otros. Esto forma en ti un corazón lleno de belleza, como el de Cristo, humilde y de servidor.

Ese futuro bueno y maravilloso que fue hecho para ti, depende de la belleza de tu corazón, no la perfección. Acéptate tal como eres, y así aceptarás a los demás. Tu eres una persona única, puedes tener similitudes con otros, pero la creatividad de Dios es inexplicablemente grande, por eso nunca vivirás la misma vida que otro y tampoco tendrás la misma posición que otro. Si fallas en esta carrera, recuerda esto siempre; en el plan de Dios, los malos momentos y buenos momentos, obran para tu bien. Si ha de suceder que nunca le has entregado tu vida a Jesús, no te preocupes porque todo lo que hicistes, malo y bueno, Dios lo convertirá en tu mejor avivamiento para su Gloria y para que vivas la mejor vida que sobrepasa tus expectativas. Esta es la Gracia loca de Dios hacia nosotros. ¡Gracias Jesús!

Recuerda, todos somos víctimas de las mentiras del diablo y sus demonios, así que no te sientas mal contigo mismo porque tienes miedo que el Señor te dé la espalda y/o otros te juzguen por las cosas que haz hecho mal. Cada uno de nosotros tenemos la opción de arrepentirnos y humillarnos con todo nuestro corazón delante de Dios, si lo haces genuinamente Él te perdonará y te restaurara. Tenemos ventaja con Jesús; él nos guía y nos da la fuerza de voluntad para hacer lo que está bien, lo que le agrada a Dios; o sea, Él no te dejará solo o arrollado (como decimos los boricuas). El futuro está en tus manos; tirar la piedra o estar en la roca que es Cristo, porque ambas no puedes hacer. Tu decides si quieres seguir tu vida sola o solo con tu entendimiento limitado y que todo obre para inseguridad y extravío, o vivir una vida que ya está hecha para ti donde todo obre para tu bien y el de los tuyos.

PD: Dale click aquí para ‘tips’ que puedes aplicar para que sea de ayuda en tu proceso. Ten en mente que necesitas poner a Dios como prioridad en tu vida. Si sientes que no lo amas, pídele a Jesús que enseñe y te ayude a amar a Dios. ¿Ves? Para todo hay una solución. ¡Aleluya!

¿Cómo pérmito que Dios embellezca mi corazón?

“Y sobre todas las cosas, cuida tu corazón, porque el es la fuente de la vida.”

Proverbios 4:23

Necesitas pedirle a Dios, constantemente, que te ayude a buscarlo y amarlo cada día con todo tu corazón, con toda tu mente, con toda tu alma, con todo tu cuerpo, con todo lo que eres.

Versículo guía para orar:

“Jesús le respondió: —El primer mandamiento, y el más importante, es el que dice así: “Ama a tu Dios con todo lo que piensas y con todo lo que eres.”” Mateo 22:37-38 TLA

Versículo de motivación:

“Cuando ustedes me busquen, me encontrarán, siempre y cuando me busquen de todo corazón.” Jeremías 29:13 TLA

2. Tus ojos son la ventana de tu corazón. Cuida lo que observas. Si hay imágenes, videos, contenido en tus redes sociales, personas, y entre otras cosas que no te hacen bien, pues deténlo ya. Evalúa que lo vez no este manchando tu corazón; esto te puede covertir en un amargado. Pídele al Espíritu Santo que active en tí la fuerza de voluntad que necesitas.

Versículo guía para orar:

“»El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz. Pero, si tu visión está nublada, todo tu ser estará en oscuridad. Si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué densa será esa oscuridad!” Mateo 6:22 NVI

“SEÑOR, examina mis sentimientos y pon a prueba mis pensamientos más profundos a fin de quitar la impureza de mi corazón.” Salmos 26:2 PDT

‬‬“Porque el Espíritu de Dios no nos hace cobardes. Al contrario, nos da poder para amar a los demás, y nos fortalece para que podamos vivir una buena vida cristiana.” 2Timoteo 1:7

Versículo de motivación:

“Al que soporta las dificultades, Dios lo bendice y, cuando las supera, le da el premio y el honor más grande que puede recibir: la vida eterna, que ha prometido a quienes lo aman.” Santiago 1:12 TLA

“Así que no nos cansemos de hacer el bien porque, si seguimos haciéndolo, Dios nos premiará a su debido tiempo.” Gálatas 6:9

3. Cuando comienzes a sentir celos, envidia, etc, necesitas atacarlo en ese mismo instante. Lo atacas arrepintiendote y confensandole a Dios en ese mismo momento lo que estas sientiendo. Pídele ayuda al Espíritu Santo a sobre pasar esta tentación del diablo. No importa la situación, tengas tu razón o no de sentirte de tal manera mala, esos sentimientos no vienen de Dios, vienen del enemigo. El te dara razones válidas para que te aferres a esos sentimientos malos y actues en ellos. Creeme, yo he estado ahí. Sin embargo, aunque sean válidas, no justifican que puedas darle lugar en tu corazón. No dejes que  nada le quite la belleza a tu corazón.

Vérsiculo guía para orar:

“Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.” ‭‭1 Corintios‬ ‭10:13‬ ‭NVI‬‬

Versiculo de motivación:

“Así que no nos cansemos de hacer el bien porque, si seguimos haciéndolo, Dios nos premiará a su debido tiempo.”‭‭ Gálatas‬ ‭6:9‬ ‭TLA‬‬

4. Si de momento tienes el deseo de hacer algo malo, actúa de la manera contraria sin pensarlo. 

Ej:  Yo tenía razones válidas para odiar a una mujer cercana. Ella hablaba mal a mis espaldas. Hasta daba una mala impresión mía a gente que yo aún no había conectado. Tenía hasta evidencia. Cuando la saludaba mi mente recibía este pensamiento del diablo; -“Rechazala. Dile en su cara lo hipócrita que es, hazla sentir mal cómo ella te hace sentir a ti.”- No te niego que quería decirle una que otra cosa, pero yo amo tanto a Dios que la abrazaba rápido sin pensarlo y de vez en cuando oraba por ella. Luego escuchaba mi conciencia ( Espíritu Santo ) que decía; -“Algún día ella tendrá un corazón bello.” Sabrán que, hasta el sol de hoy, Dios esta haciendo unas cosas hermosas dentro de ella y por medio de ella. ¡Gloria a Jesús! 

Versículo guía para orar y actuar:

“»Si lo que haces con tu mano o con tu pie te hace desobedecer a Dios, mejor córtatelos y tíralos bien lejos. Es mejor vivir para siempre sin una mano o sin un pie, que ir al infierno con las dos manos y los dos pies.”‭‭ Mateo‬ ‭18:8‬ ‭TLA‬‬

Versículo de motivación:

“Sobre todo, ámense mucho unos a otros, porque el amor borra los pecados.”‭‭ 1 Pedro‬ ‭4:8‬ ‭TLA‬‬

5. Ora sin cesár. Mejor dicho, habla siempre con Jesús. A Él le fascina que tengas tiempo de calidad con Él. Cómo dice un amigo mío -“ Somos parte de la generación WiFi. No tenemos un momento fijo para hbalar con él.”

6. Dale las gracias a Dios por lo que está haciendo en ti y seguirá haciendo en ti. Repite estos pasos persistentemente. Así, poco a poco, tu corazón se estará espiritualmente madurando y estarás preparado para ver promesas cumplirse, propósitos y llamados hacerce realidad en ti y en otros.

“Nada de lo que viene de afuera puede contaminar a una persona. Más bien, lo que sale de la persona es lo que la contamina.”

Marcos 7:15

‭‭‬‬

Destacado

Sí, la Luz es un Verbo

No sé si esto le ha sucedido a ustedes, cómo a mí, pero ¿alguna vez, te has sentido estancado en tu vida ? ¿Has sentido cómo que hay más para ti que lo que estas viviendo? Llevo más de 10 años siguiendo a Jesús y este sentimiento de vez en cuando me ha paralizado o me ha incomodado. Yo pienso que eso es el Espíritu Santo de Dios en mí, confirmándome que sí, hay más; que la vida cristiana no es sólo hablar en voz alta versículos y tampoco ser el predicador del momento. Hay más y ese ‘más’ no es lo que asumo, sino que es inimaginable y bueno.

En el tiempo que estamos viviendo ser “cristiano” ahora es una moda. Suena un poco fuerte pero es la realidad. Ahora se predica un evangelio superficial simplemente para tener más seguidores y ganar almas mas fácil para Cristo. Queremos vernos tan atractivos para la gente que nos convertimos en “cristianos de palito”. Entonces, cuando llega un problema a las vidas, decir “Cristo me ama” no los hace permanecer en una tormenta, sino que se ahogan porque no les enseñaron que para vivir en la Gracia de Dios cuesta y debemos separarnos para Dios. No me malinterpreten, Dios nos ama a todos y su Gracia es ilimitada para todos; pero eso, solamente, no te hará un árbol plantado con raíces tan fuertes y largas que permanecerás no importa lo que venga a destruirte. Lo que te mantiene plantado con raíces arraigadas a la roca fuerte es la aplicación de la palabra; que es menos complicado de lo que la gente cree.

Me tomó mucho tiempo decidirme a comenzar este blog. Lo que me impulsó a hacerlo, primero fue Dios, y segundo que yo sé que muchos al igual que yo queremos separarnos para Dios y agradarlo, pero no sabemos como hacerlo, así que preferimos darle la espalda porque no queremos fallarle y tampoco queremos el cargo de conciencia. Por eso, vengo a motivarte a seguir perseverando en Él o empezar una vida con Él con esto: Dios no nos llama a ser perfectos, sino que nos llama a ser humildes. Dios sabe que le fallaremos todos los días, aún cuando estamos “espiritualmente en el mejor nivel” jajaja, porque nos creó así para depender de Él. Si le fallaste, arrepiéntete, confiensate delante de Él, pídele pérdón, y aplica su palabra a tu vida para que así cuando caigas te levantes y cada día serás más fuerte, al nivel que no cometeras los mismo errores si no que sabras como identificar y que hacer para seguir. Esta carrera es de los persistentes, no importa si corres, caminas, gateas a cada rato, o te caes y empiezas a rodear por todo el camino. El punto es que llegues y que te lleves a dos o tres contigo para que puedan disfrutar de la victoria juntos.

Sí, la LUZ es un VERBO. Jesús es la LUZ y es el VERBO . Jesús es la palabra (LUZ) que te guía en todo pero no es hasta que haces la acción (VERBO) que tu vida comienza a brillar como SU LUZ para su gloria, demostrando que el VERBO es el fruto que das cuando te humillas caminando con un corazón receptivo a su corrección y perdón.

Así que si estas preparado para un tiempo nuevo en tu vida cristiana o estas listo para comenzar una vida cristiana, te invito a leer los blogs que estaré publicando cada cierto tiempo. Le pido a Dios que puedan aplicar sus principios bíblicos para que logren ser sacrificios vivos para Él como nos llama a ser; para que así puedan vivir en el llamado, propósitos y promesas que Dios tiene para cada uno de ustedes. En esta vida se llora y se ríe, no es fácil pero vale la pena vivirla. Dios nos llama a crecer y pasarla bien porque nuestra vida en la tierra tiene fecha de expiración, hay que vivirla al máximo con propósito y a propósito. Estos blogs serán de bendición para ustedes y los ayudará a santificarse para la Gloria de Dios.

PS: Por si no entendieron el penúltimo parráfo me refiero que Jesús es la LUZ que debemos aplicar como un VERBO porque Él es la palabra que cuando accionamos en ella podemos vivir la vida que Dios trazó para cada uno de nosotros.