Amor

“Hijo mío, no rechaces la disciplina del Señor ni te enojes cuando te corrige. Pues el Señor corrige a los que ama, tal como un padre corrige al hijo que es su deleite.” Proverbios 3:11-12

Cuando leo este versículo me viene a la mente la palabra ‘verdad’. El ser humano le gusta escuchar la verdad, siempre y cuando la misma este de acuerdo con su opinión. Ahora, si la verdad confronta su carácter, pues ahí sucede una de dos cosas: la persona se molesta y rechaza la corrección; o en humildad, molesto o tranquilo, recibe la verdad y permite que lo cambie. Si eres de los que te molestas, relax, yo a veces me molesto también cuando me corrijen jajaja.

Es díficil pensar que Dios nos ama cuando nos corrige pues porque tal vez comparamos ese acto con el de nuestros padres terrenales. Entonces, nos da miedo y nos ponemos a la defensiva. Se nos olvida que Dios no es igual que nuestros papás; o sea él ve todo, nuestros padres no. En nuestra mente asimilamos la corrección de Dios con los regaños de nuestra madre o padre, y pensamos que si nos escondemos, eventualmente todo nuestro caos desaparecerá.

Puede ser que, una que otra vez, Dios nos corrija de una manera fuerte, porque a veces nuestro carácter lo amerita. Sin embargo, aun así Dios nos está demonstrando que nos ama, porque lo hace en amor. Recuerda que, la disciplina departe de Dios no trae vergüenza, ni pena, ni deshonra, sino que transformación, claridad, fortaleza, revelación, motivación, paz y amor.

Dios nos corrige con la verdad para hacernos mejor, no para hacernos sentir mal y hundirnos con cargos de conciencia, cómo lo hace el diablo y sus demonios.

Si Dios no fuera transparente con nosotros, estaríamos igual o peor. Cristo es la verdad personificada, y cuando leemos sus historias, su ejemplo nos confronta y nos da esa revelación y ese empuje que necesitamos para ser los adoradores es espíritu y en verdad que Dios necesita. Más allá de querer ser una persona que represente a Jesús, debemos estar conscientes que somos extras de película en esta vida. Si vamos a representarlo, debemos permitir que Dios nos corrija y que nuestro ego disminuya al punto que cuando tu carne desee algo, tu espíritu sea más fuerte y te guíe a escuchar la voz de Dios y actúes en dominio propio.

El amor es igual a verdad.

Si queremos actuar bajo obediencia y agradar a Dios, también debemos recibir su correción por medio de las autoridades que ha puesto sobre nosotros. Si no puedes obedecer la autoridad visible, no puedes obedecer la autoridad invisible. A muchos de nosotros no nos gusta cuando una persona nos corrige. Pensamos que lo hace para molestar. Un consejo que te voy a regalar es: si te molesta cuando te corrigen, antes de contestarle a la persona, escucha y medita en lo que te dice. A veces la verdad y la transparencia incómoda, pero te digo que no hay nada mejor que tener gente que es sincera contigo. Créeme que si su opinión proviene de mala intención, el Espíritu Santo te lo dejará saber; si es que estás conectado a él.

Ahora, cuando te toque corregir, no lo hagas con una intención de imponer tu poder y tu inteligencia, porque eso no es del fruto del Espíritu Santo que está en ti; en otras palabras, muestra que eres una persona controladora. Te lo digo por experiencia. Así que cuando lo hagas, hazlo por amor y porque quieres que la persona que corriges sea mejor que tú y logre lo que Dios quiere para su vida. (Filipenses 2:3)

En resumidas cuentas; el amor de Dios se manifiesta de muchas maneras. Una de ellas es por medio de la disciplina. Pero solo los que son humildes de verdad, pueden recibir su amor de esa manera. No tengas miedo del confrontamiento que trae la corrección de la verdad. Ten dominio propio y controla tu mente a recibirla. Sé un adorador en espíritu y en verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s